Contenido principal

Sakura, un viaje a la ciencia para los niños de Lorica

22-jun-2017

imagen recurso_3.jpg

“Si ergo somnium non possum: Si podemos soñarlo, podemos hacerlo”

Son 20 minutos de caminata por una carretera sin pavimento, sumergida entre el cieno, con el paso sinuoso del impresionante río Sinú, bordeada de pastos, alambradas, vacas, cerdos y sobre todo ranas que, ignorando el calor, cantan alegremente desde cada charco de la ciénaga que la circunda.

Así es la vía que conecta Maracayo con El Planchón, lugar en el que se encuentra la Institución Educativa Los Gómez, un corregimiento del municipio de Lorica, en Córdoba. Allí, también, se desarrolla la vida de Kevin David Paez, un chico de 15 años que todas las mañanas, tras tomarse el café cerrero que le ofrece su mamá, Mady, sale a cumplir su sueño de ser un gran científico que trabaje en la NASA y pueda ayudar a las personas con discapacidad.

imagen recurso_1.jpg

Y para lograrlo, siempre que el invierno lo permita, llega puntualmente a las 7 de la mañana a su colegio. Allí, junto con otros niños de grados 9, 10 y 11 como Pablo José, Tatiana Marcela y Pedro Miguel, se ha dado a la tarea de cumplir esos sueños a través del grupo de ciencias y el acompañamiento de los profesores de física, química y matemáticas.

De ello da fe la frase que, en latín, lucen en sus camisetas: “Si ergo somnium non possum (Si podemos soñarlo, podemos hacerlo)”. Y así lo han hecho, tanto que estos estudiantes fueron seleccionados como unos de los ganadores de las becas ‘Sakura Science’ junto a 22 estudiantes más de bachillerato, de pregrado y docentes de otros municipios del país.

Con su proyecto ‘Desarrollo de herramientas que facilitan el aprendizaje de la ciencia’, estos estudiantes cordobeses le han dado otro sentido al significado de enseñar y estudiar las materias que son el ‘coco’ para algunos estudiantes: matemáticas, física y química. Este proyecto es acompañado por Colciencias mediante el programa ‘Ondas’, que busca motivar en los niños y jóvenes el espíritu científico.

imagen recurso_2.jpg

Experimentos sencillos como poner una masa colgando de un hilo para generar movimiento pendular, unos cuantos componentes de computador y todo su ingenio han logrado convertir la ciencia en un tema de estudio motivante e inspirador para quienes hacen parte de la institución educativa Los Gómez, afirma Tatiana Marcela Hernández, de 16 años, quien vive con sus padres en la vereda La Gola, la más retirada del colegio y, sin embargo, todos los días devora esos kilómetros impulsada por el sueño de convertirse en una ingeniera civil y ayudar a su comunidad.

Hace dos años llegó a la institución el profesor Carlos Mario Girado. En ese entonces los fenómenos científicos para los niños se resumían a una fórmula matemática que se dibujaba en el tablero y los adormecía en el aula; era algo muy alejado de la realidad y por eso la ciencia era vista como algo sin relevancia. “Después de haber iniciado el proyecto, los estudiantes ven los fenómenos, saben que la naturaleza se mueve a partir de ellos, que en cada cosa están presentes y allí se dio el cambio. Hoy más chicos quieren hacer parte de él y su rendimiento académico es mejor”, explica el docente de física y líder del proyecto.

Y no era para menos. A esta institución educativa llegan niños y jóvenes que viven en una zona rural cercana al centro poblado de Lorica, pero que por las condiciones socioeconómicas de las familias, el medio ambiente que los rodea y las dificultades en las vías de acceso, viven aislados del desarrollo urbano.

Hoy las cosas han cambiado y la ciencia es vista y vivida de otra forma. Por ello, este grupo de cuatro ‘pilosos’ y uno de sus docentes viajarán a Japón a participar en el programa de intercambio académico ‘Sakura Science’.

Los estudiantes se presentaron a la convocatoria abierta por el Gobierno de Colombia, a través de Icetex, y ganaron esta beca completa, que les permitirá conocer el modelo educativo japonés, visitar instituciones educativas, universidades, empresas y organizaciones desde las cuales se jalona el desarrollo científico y tecnológico de esta nación. Esto, sin duda, les permitirá abrazar sus sueños y enamorarse aún más de la ciencia.

imagen recurso_7.jpg

Fueron escogidos porque además de querer hacer ciencia, su rendimiento académico fue clasificado como suficiente –una de las valoraciones académicas-, debido al esfuerzo personal y a que la institución educativa se beneficia con los programas del Ministerio de Educación como Jornada Única, Alimentación Escolar y la entrega de material pedagógico, que le ha permitido mejorar su Índice Sintético de Calidad (ISCE) y ser considerada como una de las mejores de la población.

Erika Luz Pérez, rectora de la institución educativa de Los Gómez, reconoce que este es el inicio, que esa idea de que los alumnos de esta institución educativa no pueden llegar a una universidad se ha roto y que estos jóvenes han cambiado el rumbo de la historia no solo del colegio sino de toda su comunidad.

Los padres de familia, algunos con más temor que otros por dejar viajar a sus hijos solos, entendieron lo importante que es para ellos salir por primera vez de su comunidad, de su país y llegar literalmente al otro lado del mundo para experimentar y palpar lo que es ciencia y tecnología en uno de las naciones líderes.

imagen recurso_4.jpg

Ellos saben que tradicionalmente el futuro inmediato para los muchachos que habitan esta ciénaga ha sido sacar arena del río Sinú o las labores de campo, que muchos han abandonado el colegio porque consideraban que no es posible aspirar a grandes oportunidades y que así es más fácil obtener dinero rápidamente para sus familias, pero también, ahora, creen que las cosas pueden cambiar gracias a la educación.

En esto coinciden la rectora Erika Luz Pérez, profesores, estudiantes y padres de familia, quienes están convencidos de que ahora es posible soñar en grande y que este programa de intercambio partió en dos la historia de su comunidad, donde ya la ciencia comenzó a ser vista y practicada de forma diferente bajo el arrullo perenne de las ranas de la ciénaga.

De viaje a Japón

imagen recurso_5.jpg

Los cuatro estudiantes y el docente de la Institución educativa de Los Gómez llegaron este miércoles junto a los demás ganadores de este programa de intercambio, para finalizar sus trámites de viaje, una inducción sobre la cultura japonesa y participar en la entrega oficial del pasaporte que los acredita como el primer grupo de 27 colombianos que participa del programa ‘Sakura Science’.

Allí, Santiago Varela, director de Calidad del Viceministerio de Educación Preescolar, Básica y Media de Colombia; Ryutaro Hatanaka, embajador de Japón en Colombia; César Ocampo, director de Colciencias, y Andrés Eduardo Vásquez, presidente del Icetex, despidieron a estos beneficiarios, los primeros en Latinoamérica.

“Ustedes van a traer ese legado, podrán conocer cómo avanza a pasos agigantados la ciencia y la tecnología en ese país que es referente en temas educativos y sociales. Este será el comienzo de una gran experiencia de cooperación entre Japón y Colombia”, aseguró Santiago Varela.

Por su parte, el embajador Hatanaka se mostró complacido de participar en la ceremonia de despedida del primer grupo de becarios, a quienes calificó como “los pioneros” que labrarán el camino para cientos de colombianos que dedican tiempo y esfuerzo al estudio de la ciencia. Aprovechó la ocasión para anunciar que, gracias a este programa, cada año se incrementará el número de becarios que irá a Japón.

imagen recurso_6.jpg

Durante la ceremonia de despedida los asistentes conocieron las expectativas y motivaciones de Raquel Sofía Henao, estudiante de bachillerato en Sincelejo (Sucre); de Ronald Jacinto Ríos, estudiante de Química en Guachené (Cauca), y de Deisy Elena Masa, docente de matemáticas en la Institución Educativa Villa Estadio, en Soledad Atlántico), quienes hacen parte del grupo de viajeros.

____________

Despedida a becarios Programa Sakura por Santiago Varela, Ministerio de Educación

Palabras del Embajador de Japón Ryutaro Hatanaka

Programa Sakura


Como resultado de la visita a Japón en noviembre de 2016 por parte de funcionarios colombianos del Ministerio de Educación, Colciencias e Icetex, la Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología (JST, por sus siglas en inglés) invitó a Colombia a participar por primera vez en el programa ‘Sakura’.

Este programa inició en 2014 impulsado la JST y el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología de Japón (MEXT, por sus siglas en inglés), y busca la participación de jóvenes de países asiáticos para impulsar en ellos el intercambio de ideas y opiniones relacionadas con la ciencia y la tecnología en un ambiente multilateral.

Aprovechando que el objetivo de la iniciativa es promover a futuros jóvenes científicos, se lanzan tres convocatorias a través de la plataforma del Icetex y con el programa ‘Ondas’, de Colciencias, se realiza la divulgación. El comité evaluador seleccionó 16 estudiantes de bachillerato, 8 de pregrado y 3 docentes tutores, quienes viajan este 22 de junio a Japón a vivir esta experiencia.

Así mismo, en el marco de la cooperación internacional entre Japón y Colombia hay abiertas cuatro convocatorias de becas parciales y completas para realizar estudios de nivel técnico, tecnológico, de pregrado y posgrado. La información detallada puede ser consultada en la página www.icetex.gov.co. Los números de las convocatorias son: 4202518, 4800418, 4800518 y 6216318.

Sakura, un viaje a la ciencia para los niños de Lorica, ministerio de educacion, lorica, institucion educativa los gomez, programa sakura science, cordoba